grace1-691x1024

Recuerdos.

por / No hay Comentarios / 69 Visualizaciones / 2 febrero, 2011

Las  imágenes imborrables en mi memoria fotográfica son muchas y en diferentes ámbitos de mi vida.  Hoy me ocuparé solo de las concernientes a la buena costumbre de arreglarse adecuadamente para cada momento.

Hay tantas imágenes ,  mi madre frente a su espejo perfilándose los labios después de  haberse maquillado perfectamente,sus tarritos  cosméticos colocados y alineados  en su tocador,su perfume en crema ,un maletín parecido al de los doctores donde guardaba sus pelucas y postizos. Las cajitas transparentes donde guardaba sus tocados,broches y flores , un maletín de piel marrón  con cerradura y combinación donde guardaba sus joyas , y en su guardarropas no faltaban vestidos largos y cortos,chaquetas,trajes,blusas ,pantalones ,faldas,taconazos a gogó , bolsos,carteras y limosneras y sus pantys con mil motivos y colores que hacían que su loock fuera la elegancia en grado sumo.

Recuerdo que una o dos veces por semana salían a cenar,al teatro o a salas de fiesta y dependiendo donde fueran esa noche así se vestía mi madre.Para ir al teatro se ponía algún vestido largo unos taconazos y si era invierno su abrigo de piel o su estola de visón,era finales de los 70 y me asombra que con menos medios que ahora ,las mujeres tenían la capacidad de ir super arregladas hasta para hacer la compra . Si no podían ir a la peluquería ,en casa tenían los rulos calientes y esos secadores siderales en forma de gorro plateado y el pelo lo tenían siempre perfecto. Creo que como habían carecido de todo  sacaban el tiempo y la manera de poder ir arregladas y elegante.Hoy en día tenemos tratamientos de belleza de todos los precios formas y colores,la ropa jamas ha sido tan barata , tenemos mucho mas acceso a todo y  sin embargo arreglamos casi todas las situaciones con unos legins y camisola larga.

Lo que he narrado son situaciones cotidianas,no hablo de ir a una boda o a la fiesta de fin de año de turno . Para esos momentos también hemos perdido la sana y acertada costumbre de vestirnos para la ocasión,total si solo es para un ratito y no lo voy a volver a utilizar¡¡¡¡ el dinero prefiero gastarlo en 4 camisetas y dos vaqueros que me los pongo todos los días,  y así hemos terminado.Siendo cutres a mas no poder y añorando en mi caso mi niñez.

Su Comentario

Email (no será publicado)